Deportes acuáticos en la costa (2ª parte)

 

Seguimos ampliando el post de deportes acuáticos, una manera emocionante y divertida de vivir la costa. Hoy nos centraremos en los deportes que en compañía de los auténticos anfitriones de la costa, ¿sabes de quién hablamos? Exacto, de los peces y las plantas marinas. Si la idea te interesa, sigue leyendo y sabrás todo lo que debes saber para sobre los deportes que se practican debajo del agua.

Seguimos ampliando el post de deportes acuáticos, una manera emocionante y divertida de vivir la costa. Hoy nos centraremos en los deportes que en compañía de los auténticos anfitriones de la costa, ¿sabes de quién hablamos? Exacto, de los peces y las plantas marinas. Si la idea te interesa, sigue leyendo y sabrás todo lo que debes saber para sobre los deportes que se practican debajo del agua.

Submarinismo

En esencia, hay dos formas de bucear, respirando aire embotellado o a pulmón. A la primera se la conoce como submarinismo. Es de las pocas formas de contemplar el fondo marino en su esplendor. A diferencia de otros deportes, el submarinismo no puede practicarse de cualquier manera. Como ocurre con el pilotaje de aviones, se necesitan horas de buceo para ir por libre, por lo que si quieres iniciarte deberás apuntarte a algún curso de bautismo, ¡hay muchos y de muy buena calidad en toda la costa!

A lo largo de la costa puedes encontrar enclaves fantásticos para hacer submarinismo: las islas Medas, el Estartit, la costa de Begur y del Montgrí… En todos ellos podrás disfrutar de una gran biodiversidad de especies. No en vano, miles de submarinistas vienen de todo el mundo para visitarlos, año tras año.

Snorkel

La otra forma de conocer el fondo marino es el snorkel, que no requiere otra cosa que unas gafas de buceo y un tubo para respirar dentro del agua. A partir de aquí, es cosa tuya decidir si quieres equiparte con pies de pato u otros elementos para mejorar la experiencia. Pero con gafas, tubo y muchas ganas, lo tienes todo para practicar snorkel.

El snorkel es un deporte muy adecuado para contemplar la vida marina en las rocas. Obviamente, si estás en una playa rocosa disfrutarás como un niño porque desde el minuto cero verás erizos de mar, cangrejos y una amplísima variedad de peces de roca. Pero debes saber que prácticamente en todas las playas de la costa hay rocas. Así que aunque estés en una de esas kilométricas playas de arena que tanto nos gustan en GHT Hotels, como la playa de Tossa o Lloret de Mar, no dejes pasar la oportunidad de practicar snorkel.